Agua del mar: ¿por qué es mala para los perros?

playa-perros
Si tienes una mascota y estás de vacaciones o bien preparas una estancia en la playa, seguramente te surgirá la duda de si el agua de mar es buena o mala para los perros. Y es importante saberlo porque cada vez hay más playas o zonas dentro de ellas que se habilitan para que se pueda ir con los perros y ellos también disfruten de un día de baño. En general, los efectos del agua de mar son parecidos en los canes y en las personas. De esta manera, tiene beneficios, pero también algunos peligros que conviene tener muy claros para que no haya problemas, que pueden llegar a ser letales.

Efectos negativos

El problema con el agua del mar es que el perro la beba. Y es que no pasa nada si le entra un poco de agua por el hocico o las orejas o bien bebe un pequeño sorbo.

El problema está cuando el perro bebe más agua. Y es que, en función de la cantidad que tome, puede llegar incluso a ser venenosa y provocar la muerte de la mascota.

Un motivo por el que es especialmente importante tener siempre controlado al perro y no dejar que beba agua del mar. De hecho, es mejor evitar que tome un solo sorbo para evitar sorpresas.

playa- perros
Para ello, siempre es recomendable que el perro haya bebido antes de ir a la playa. Además, se le puede llevar agua para que beba durante la estancia en el caso de que no haya fuentes o zonas con agua dulce habilitadas para este fin.

¿Por qué es tan mala el agua salada?

El agua del mar no es buena para los perros porque tiene una reacción que es similar a la de una intoxicación. En general, suelen notar unos síntomas, siendo los más importantes los vómitos y las diarreas, sobre todo, durante las primeras horas o día.

Luego, además, puede dejar de comer y se nota que el perro está enfermo y no tiene ganas de nada. Está como apagado y, cuando se mueve, es como lo haría una persona borracha.

Además de estos síntomas, al beber agua del mar, al perro le pueden aparecer problemas importantes de salud como lesiones en los riñones, temblores, convulsiones o coma y, como hemos dicho antes, incluso la muerte.

Esto se produce por una acumulación anormal de líquidos y de sal en el cuerpo, que se ve favorecida por el agua de mar que tiene más contenido en sal por lo que es recomendable no exceder el tiempo que se pasa en la playa con el perro o bien tenerlo siempre bien vigilado.

Y si se sabe o se tiene la duda de si ha bebido agua, siempre lo recomendable es ir al veterinario lo antes posible. Ya sabe que es mejor prevenir que tener que lamentar después.

Artículos relacionados:

Consejos para llevar al perro a la playa

Parques acuáticos para ir con perros este verano 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *