Las crías de paloma


Normalmente, los primeros huevos de paloma aparecen alrededor de diez días después de la “relación”. La incubación es de unos dieciocho días después de la colocación. Sentados sobre los huevos esta acción es compartida por ambos sexos. Mientras que la pareja está en el nido, la otra paloma puede hacer su vida normal. Cuando los huevos han eclosionado, ambos también se turnan en la alimentación.

Durante el período en el que se asientan los huevos, una sustancia similar a una crema conocida comúnmente como leche de paloma. Compuesta principalmente de proteínas y grasas, este alimento suave alimenta a los jóvenes durante los primeros tres o cuatro días. Las aves recién salidas del huevo están desprovistas de plumas, pero se cubren las unas con las otras. Crecen rápidamente, duplicando su tamaño en alrededor 5 días de edad, y pronto comienzan a crecerles las plumas.
SEGUIR LEYENDO “Las crías de paloma”

Palomas como mascotas


Las palomas pueden ser grandes mascotas si conseguimos que cumplan una serie de normas básicas. Aunque no lo creas, requieren cuidados y la atención adecuada. Si no eres capaz de proporcionarle la atención adecuada a tus palomas entonces hay grandes posibilidades de que se puedan marchar a otro sitio. Se debe pasar algún tiempo con las palomas para que se sientan cómodas.

Es importante evitar movimientos bruscos y ruidos, ya que pueden entrar en pánico y lesionarse. Sus jaulas deben ser colocadas en una posición que les permita tener buenas vistas durante todo el año. Debes sacar tiempo para dejarlas que vuelen. Deben estar plenamente familiarizadas con su casa para que sepan volver una vez que las hayas soltado. Toma nota de algunos consejos básicos:
SEGUIR LEYENDO “Palomas como mascotas”

Cómo adiestrar a las palomas


Para poder adiestrar a una paloma, es necesario seguir unos pasos básicos y necesarios. Es importante que comiences su adiestramiento con la muda de su primera pluma primaria de su ala.

La primera suelta que realices de la paloma es recomendable que la lleves a cabo siguiendo estas recomendaciones. Has de iniciar la suelta de la paloma con un kilómetro, a poder ser acompañando a esta con una paloma que ya haya volado anteriormente. La segunda suelta deberá ser a dos kilómetros, o bien sola o bien en grupo.

Normalmente las sueltas han de ser siempre el doble de distancia que la anterior, por lo que siguiendo con el entrenamiento, la tercera suelta habrá que hacerla a cinco kilómetros. La cuarta a diez kilómetros. La quinta a veinte kilómetros. La sexta suelta de palomas a cincuenta. La sétima a setenta y cinco. Y por último la octava suelta se hará a cien kilómetros.

Para tener éxito en estos entrenamientos, es importante que un mes antes de empezar con su entrenamiento, el pichón vuele sin parar sobre su palomar unos diez minutos por la mañana y por la tarde. Poco a poco habrá que incrementar ese tiempo, y pasar así en menos de quince días a volar seguido treinta minutos por la mañana y otros treinta por la tarde. Estos han de ser los únicos momentos en los que debes abrir el palomar, y has de darles de comer cuando regresen. Respecto a las horas en las que debes realizar esta suelta, decirte que es recomendable que lo hagas en horas tempranas, como por ejemplo a las siete de la mañana y a las cuatro del medio día. Eso sí, mantén siempre la misma hora de la suelta de las palomas.