El carácter de los gatos

Share on Facebook52Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los gatos son muchas veces animales incomprendidos por sus dueños, ya que sus señales son malinterpretadas de forma habitual. En general, los fenilos se muestran más reservados que los canes, lo que, sumado a su peculiar personalidad, les ha acarreado famas falsas, de demoníacos, amigo de las brujas, de tener siete vidas e, incluso, de dar mal fario, como en el caso de los gatos negros.

Así, comprender la personalidad del gato es clave para las personas que conviven con ellos. Y aunque hay que tener en cuenta que cada felino tiene su propia personalidad y carácter, sí que hay ciertos rasgos comunes que pueden estar más o menos acentuados en cada gato.

Independientes

Los gatos suelen ser independientes, especialmente si se compara a un felino con un perro, ya que tolera mejor la soledad. Además, se trata de animales indomables, cazadores solitarios que no precisan la convivencia del grupo para sobrevivir y están acostumbrados a salir adelante en soledad.

Territoriales

Los felinos son territoriales por naturaleza, aunque esto suele ser confundido por parte de los dueños con el hecho de que sean curiosos. La costumbre del gato de encaramarse a lugares altos obedece a su afán por tener una adecuada perspectiva del territorio.

Peculiar

Si tienes un gato en casa, sabrás que estos animales tienen un carácter muy peculiar, que implica que acepte las caricias solo cuando le apetezca o que exija la atención del dueño cuando quiera. Además, tiene un instinto especial para elegir el lugar más fresco de la casa en verano y el más cálido en invierno.

Nocturnos

En general, los felinos están más activos cuando cae el sol que por el día, aunque el gato se aclimata a los hábitos de la familia humana. Por otro lado, los gatos deben dormir 12 horas diarias e incluso más, dependiendo de sus hábitos vitales y la cantidad de actividad física que realizan.

Limpios

Por último, hay que señalar que los gatos son animales muy limpios. Incluso, los que están acostumbrados desde cachorros, también aceptan los baños y retoques en la peluquería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *