El carácter de las iguanas


Convertidas en mascotas exóticas, las iguanas que abundan en diferentes zonas del planeta son capaces de interactuar bien con los niños y no representan, si se cuidan bien y se mantienen en su hábitat sin peligro alguno, un gran peligro. Es importante tener en cuenta su carácter a la hora de elegirlas como mascota, porque la iguana es una de esas especies que tiene un definido carácter que no varía demasiado.

¿Pero cómo es ese carácter de las iguanas? Sencillamente dócil y silencioso. Estos animales, a diferencia de otras especies de réptiles no tienen interés alguno por interactuar con humanos, ni de otras especies, porque básicamente siendo vegetarianas no requiere ni buscar alimentos vivos. Pero sufren un gran estrés si se ven enfrentadas a un cambio brusco de hábitat. Por eso, es importante que se adquiera en una tienda de mascotas en donde haya estado ya acostumbrada a un determinado entorno.

No es recomendable adquirir una iguana desde su medio natural, porque el cambio hará mella en su salud. Aunque dócil y silenciosa la iguana no es para nada amigable, su lema parece ser la soledad y el silencio, no quiere mimos y no requiere más que de su alimento y el entorno en el que está acostumbrada a vivir.

A las iguanas no les suele alterar ser parte de la curiosidad infantil pero no responden como los perros, con alegría o con gestos de amistad, la iguana no es cariñosa sencillamente porque es un animal independiente. A su favor tiene ser un animal limpio, tranquilo y poco común que se adapta como hemos dicho a las situaciones sin involucrarse en ellas, por lo que resulta una mascota que no causará problemas.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *