Buscar un gato perdido
Los gatos son muy territoriales, por lo que les suele costar mucho cambiar su zona de residencia. Cuando un gato sale fuera de casa y de repente desaparece, esto puede significar que algo le ha sucedido. Lo normal es que, aunque esté acostumbrado a salir fuera de la casa, este vuelva después de su paseo. La desaparición podría significar que el gato está herido, se ha quedado atrapado en algún sitio o ha fallecido por algún motivo en la zona. También cabe la posibilidad de que se lo hayan llevado o él se haya distraído en exceso.

Esta distracción puede haber sido causada, por ejemplo, por algún perro que haya decidido perseguirle. El animal puede llegar a una zona en la que no está familiarizado, lo que hace que este entre en pánico y se esconda en absoluto silencio por miedo. ¿Cuánto tiempo permanecen en ese escondite? Eso dependerá del temperamento de tu mascota. Conocer la forma de ser de tu gato en casa, te ayudará mucho a la hora de salir en su búsqueda te será de gran ayuda. Analiza cómo es tu amigo:

- Gato curioso
Estos suelen ser gatos muy sociables que se meten en problemas con mucha facilidad. Suelen correr hacia la puerta para saludar a un extraño y no suelen tener miedo de nada. Si se pierden, prepara unos cuantos carteles para colocarlos por una amplia zona, ya que estos intentarán viajar para curiosear.

- Gato demasiado cuidadoso
Estos gatos distantes, no se preocupan por la gente que llega a casa. Cuando un extraño entra, no se acercan y le observan detenidamente. Lo más normal es que terminen ocultándose en algún rincón. Si se te pierde, búscale por lugares cercanos al domicilio, ya que no suelen alejarse mucho.