Ventajas e inconvenientes de tener reptiles

reptiles
¿Estás pensando en tener un reptil como mascota? ¡No eres el único! De hecho, animales como los lagartos, las tortugas o las serpientes son cada vez más populares, aunque para algunas personas pueden resultar desagradables.

Antes de comprar un reptil para tu hogar, lo mejor que puedes hacer es enterarte de cuáles son todas sus ventajas e inconvenientes. ¡A continuación te las contamos!

Ventajas

La principal ventaja de los reptiles es que se trata de animales bastante independientes, así que no tendrás que estar tan pendiente de ellos como, por ejemplo, de los perros. Además, no ocupan mucho espacio en casa. Por otro lado, debes saber que su cuidado diario es bastante económico, entre otras cosas porque no requieren ser alimentados todos los días. Eso sí, algunos de estos animales necesitan alimentos que sí pueden llegar a ser algo caros.

reptiles1

Inconvenientes

La principal desventaja de tener un reptil es que no se trata de un animal doméstico, por lo que puede llegar a ser agresivo, dar coletazos o morder. Además, ya sabes que no son mascotas que ofrezcan cariño. También es importante tener en consideración que cuidarlos no es nada sencillo y suponen una gran inversión al principio, ya que acondicionar su hábitat es bastante caro. Y eso por no hablar de su alimentación, que tiene miga. Algunos, incluso, comen piezas vivas como ratones.

Por otra parte, debes tener en cuenta que según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades del Departamento de Salud de Estados Unidos, reptiles como las tortugas, las lagartijas y las culebras, y anfibios como las ranas o las salamandras pueden contagiar Salmonella incluso aunque no se toquen, ya que sus excrementos pueden contener microbios de Salmonella que pueden contaminar todo lo que tocan.

Artículo recomendado: Problemas de salud de los reptiles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *