Terapias con animales


Diferentes estudios han demostrado que los animales nos ayudan a llevar una vida más saludable y feliz. Es por esto que en muchos países se utilizan a las mascotas en diferentes terapias para personas que tienen problemas, ya sean mentales o físicos. Normalmente este tipo de terapias se realiza con perros voluntarios que son llevados por sus dueños para poder ayudar a otra gente. Los animales que más se utilizan son: gatos, perros y conejos.

Estas terapias se realizan a largo plazo y se suelen desarrollar en las instalaciones donde esté la gente con problemas: hospitales, clínicas, centros de rehabilitación, etc. Pero, no pienses que todas las mascotas pueden realizar este “trabajo”. Si estás interesado en realizar este tipo de voluntariado con tu mascota, aquí tienes unos consejos que te servirán para saber si tu animal puede hacerlo o no:

Le encanta la gente
Esto es esencial, de lo contrario tu mascota no disfrutará en ningún momento de lo que está haciendo. Le debe gustar socializar y sobre todo que le toquen y le lleven de un lado para otro.

Se lleva bien con otros animales domésticos
Es muy importante que tolere a los animales de su especie e incluso a otros animales. No debe ser un “perseguidor” nato, ni estar buscando pelea continuamente.

Está bien educado
Tu amigo debe responder a órdenes de obediencia básica, tales como sentarse, quedarse quieto, abajo y venir. También deben conocer prfectamente la palabra “no”.

Responde bien a nuevas experiencias
No debe asustarse si hay ruidos fuertes, súbitos o extraños, si aparece gente que no conoce y si le tocan de repente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *