Prevenir indigestiones en perros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Es muy importante que nos tomemos en serio la dieta del perro, ya que si no pueden surgir problemas con las digestiones pesadas. Éstas se producen porque el alimento permanece más tiempo en el intestino del perro, derivando en problemas gástricos que provocan en el perro molestias y dolor estomacal.

Las principales causas de este atasco en el cuerpo del can son una cantidad excesiva de comida que se ingiere en poco tiempo y la ingesta de alimentos inadecuados para el animal. Notaremos que el perro está sufriendo una indigestión si vomita después de comer, se muestra desganado, inactivo y decaído o está colocado en la “postura de rezo”, que es cuando los perros están en una posición similar a la de los musulmanes cuando rezan. Ya sabes lo que es y sus síntomas, ¿quieres prevenir la indigestión en el can?

Dieta adecuada

Lo primero que debes hacer es ofrecerle a tu perro pienso de buena calidad y específico para las características del animal. Además, es importante darle al can la cantidad adecuada para que el proceso digestivo se desarrolle de manera fluida.

Fuera ansiedad

Tenemos que vigilar que los canses no traguen la comida con ansiedad, ya que ingerir el alimento sin masticar y deprisa puede desembocar en una digestión dificultosa y lenta en el perro. Para evitarlo, se puede dividir la ración de pienso en dos partes y ofrecérsela con un lapso de tiempo de unos 15 minutos.

Evitar huesos y sobras

Los huesos, las sobras de comida y las recetas caseras que no están supervisadas por un nutricionista pueden producir graves problemas gastrointestinales en el perro.

Ejercicio

Es recomendable que el perro no corra, salta y juegue después de comer. Lo mejor es que descanse unos 30 minutos tras haber ingerido alimento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *