Perritos de la pradera en casa


Aunque en nuestro país los perritos de la pradera no sean muy habituales en los hogares, estos pequeños y adorables animales se han convertido en muchos otros lugares, como América o Alemania, en animales domésticos. Son unas mascotas muy sociables y cariñosas, y tratan a las personas como si pertenecieran a su especie. Razón por la cual, en muchos países están recomendados como mascotas.

Su mantenimiento dentro de casa podría resultar algo problemático, puesto que es un animal que requiere bastante atención. Durante el día deberían estar sueltos por la casa, pero siempre bajo vigilancia si no quieres que te muerdan cosas que no deberían. ¡Los cables son su perdición! Pueden llegar a morirse si se sienten solos o desatendidos, o sufrir trastornos de conducta. Por eso es preferible dejarles merodear por la casa, antes que tenerles todo el día metidos en una jaula. Además, si les dejas estar contigo te ofrecerán una grata compañía.

Si te animas por uno de ellos has de saber que es muy probable que al principio tu perrito de la pradera parezca no sentirse a gusto en su nuevo hogar. Se sentirá extrañado y querrá permanecer solitario. Pero no hay por qué preocuparse, ya que pasados unos días, si se le demuestra cariño se irá acostumbrando a tu presencia. Caricias y juegos resultan muy útiles en esos casos. Con ellos conseguirás que poco a poco se acerquen y reconozcan tu olor.

Y por último sobre su alimentación decir que son animales muy glotones. Esto hay que tenerlo muy en cuenta, porque habrá que tener un control de lo que comen para que no tengan problemas de salud o sobrepeso. Así hay que procurar evitar todo tipo de dulces y centrar su dieta en los vegetales, pues son animales herbívoros.

Mascotas,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *