Los perros y la primavera

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La primavera está a la vuelta de la esquina, así que ya va siendo hora de que nos hagamos una idea de que pronto volverán las buenas temperaturas y los jardines en su máximo esplendor, pero también las alergias y otros problemas que aparecen con la estación más alegre del año.

Pero no creas que solo te afectarán a ti. Tu perro, al igual que tú, también sufre los efectos de la primavera. ¿Quieres saber cómo atender a tu perro durante los próximos meses? ¡Pues muy atento a lo que te contamos a continuación.

Garrapatas

Como sabes, en primavera los insectos se vuelven más activos, algo que puede afectar gravemente a tu perro. Con el aumento de las temperaturas vuelven a aparecer las garrapatas y sus huevos comienzan a eclosionar. Sobre todo se encuentran en zonas verdes, césped y arbustos. Además de quitarles una pequeña cantidad de sangre, estos pequeños animales son portadores de otros microorganismos en su interior que pueden provocar problemas serios en tu mascota. Así que ya sabes lo que dicen: es mejor prevenir que curar.

Mosquitos y pulgas

También los mosquitos pueden retransmitir enfermedades, además de apatía, anorexia, adelgazamiento, problemas en la piel, hemorragias… El problema es que su prevención es difícil, ya que solo hay artículos contra el mosquito flebótomo. Además, las pulgas se harán más presentes produciendo todo tipo de molestias para el animal.

Alergias

La primavera puede provocar ciertas alergias a los perros debido a diferentes agentes. Por un lado, está la atopia, que es la enfermedad alérgica producida por inhalación de alérgenos, como polvo de casa, ácaros, pólenes de diferentes árboles… Por otro, la alergia alimentaria, que es la producida por la ingestión de alérgenos que generalmente van asociados a la alimentación, como diferentes tipos de proteínas.

Otras precauciones

Además de tener en cuenta todo lo anterior, deberás tener cuidado con los golpes de calor, la ingestión de espinas y anzuelos, peleas, quemaduras del sol, protección de los ojos y problemas cardiorespiratorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *