Las mascotas también pueden donar sangre

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Cada vez son más frecuentes las intervenciones quirúrgicas en mascotas para la curación de diversas dolencias y, al igual que ocurre en el caso de los humanos, es necesario disponer de una reserva de sangre para realizar las transfusiones necesarias para las mismas. La sangre, además no sólo es necesaria para dichas intervenciones, sino también para ayudar a animales con heridas graves que necesitan una trasfusión, sufren problemas de coagulación, enfermedades de la médula ósea o cuando sufren de anemia.

Estas reservas no siempre están cubiertas, pero los dueños de las mascotas pueden evitar que esto suceda, ya que las mascotas, como nosotros, también pueden ser donantes de sangre. Pueden ser donantes de sangre todos los perros y los gatos que se encuentren en buen estado de salud y que no hayan sufrido enfermedades graves.

El único requisito que deben cumplir es que, si se trata de un perro, debe pesar más de 25 kilos, y si es un gato más de 4 kilos, ya que esto garantiza que el animal puede donar sin ningún problema.

De cualquier modo, para garantizar que el animal es apto para ser donante, antes de la donación se le realiza una analítica, para comprobar su estado de salud. De este modo, la donación supone también un beneficio para el animal, ya que esta analítica nos va a ayudar a detectar cualquier tipo de patología.

El proceso de extracción de sangre dura unos treinta minutos y no resulta doloroso para el animal. Como en el caso de los humanos, sólo es extraída una pequeña parte de la sangre, que se recupera en cuanto el animal ingiera algún alimento. Si queremos volver a donar la sangre de nuestra mascota, deberemos esperar dos meses desde la última extracción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *