La otitis en perros, más frecuente en verano

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

otitis perro verano
Aún quedan unos días para que el verano llegue de manera oficial, pero hace días que debemos combatir el calor. De la misma forma que durante esta época del año prestamos más atención al cuidado de nuestra piel, cabello y otras zonas de nuestro cuerpo, también deberemos ofrecerle a nuestras mascotas cuidados específicos. Por ejemplo, si tienes un perro debes saber que durante esta época del año son más propensos a sufrir otitis.

Debido al calor y a los baños refrescantes que ofrecemos a los canes durante el verano, que provocan la presencia de agua en el interior de los oídos, se crean las condiciones perfectas para que bacterias y hongos puedan desarrollarse a su antojo. Por eso, durante esta época del año deberemos extremar las precauciones y ofrecerle al animal unos cuidados específicos. ¡Te damos más información sobre la otitis del perro en esta época del año a continuación!

Condiciones de humedad necesarias

Aunque las patologías en el oído de los perros son bastante frecuentes, lo cierto es que la otitis, que es la inflamación del conducto auditivo, es muy habitual en verano, entre otras cosas debido a los baños que los canes se dan en el mar, ya que el agua crea las condiciones de humedad necesarias para que los hongos y las bacterias se reproduzcan de forma rápida. Por eso, es muy importante que tras el baño sequemos muy bien los oídos del perro. Además, puedes ponerles tapones de algodón para evitar riesgos.

otitis perro verano1

Otros factores a tener en cuenta

Además de la humedad que se genera en el oído del animal tras el baño, hay otros factores que provocan que la otitis sea más frecuente en verano, como el calor, la falta de aire en el conducto auditivo o la suciedad. También las espigas o las gramíneas largas pueden provocar una infección grave si se enganchan al pelo que se encuentra alrededor de sus orejas y acaban entrando en el oído, por lo que deberás revisar sus orejas tras dar paseos por el campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *