Escoger seguros para perros


Nuestros animales domésticos están expuestos a determinados riesgos, por lo que un seguro para mascotas puede ponernos las cosas más fáciles. Y es que cuando tomas la decisión de tener un animal en casa, aceptas la responsabilidad de cuidarla y protegerla.

El seguro para mascotas no es obligatorio en España en todos los casos, pero supone una estupenda posibilidad para los dueños de perros, ya que son los que más vida social hacen fuera de casa y, por tanto, lo más susceptibles a cualquier tipo de accidente. Lo mejor es que contratar este tipo de seguro no supone un gasto demasiado exagerado. Eso sí, es importante saber escoger el más adecuado a nuestras necesidades. Para ayudarte en la elección vamos a darte una serie de consejos.

En España no es obligatorio

Los seguros para perros pueden cubrir desde la atención sanitaria del animal hasta los gastos en caso de robo o extravío. En España solo son obligatorios para los canes considerados potencialmente peligrosos, aunque es recomendable asegurar al perro para cubrir situaciones e imprevistos. Sin embargo, antes de tomar la decisión deberás contactar con varias compañías para comparar precios y los seguros que ofrecen.

Las coberturas de las compañías

De hecho, las compañías ofrecen varias opciones: la más básica (unos 50 euros anuales), incluye cobertura en caso de daños a terceros y asesoramiento jurídico; por unos 65 euros las compañías suelen incluir los casos de robo, extravío, fallecimiento o tratamiento veterinarios por accidente; otra modalidad, que ronda los 80 euros, amplía las coberturas por pérdida, extravío o ante la necesidad de costear un tratamiento veterinario por accidente del perro; por último, por unos 200 euros anuales las compañías permiten elegir el hospital veterinario de urgencia y, a menudo, se cubren los gastos de alojamiento en una residencia canina en caso de hospitalización de los amos.

Requisitos

Para asegurar al perro es necesario el número de identificación electrónica del michrochip, los datos personales de los propietarios y, en ocasiones, se solicita la cartilla de vacunación del animal, que debe estar al día. Además, algunas compañías piden suplementos o no contemplan coberturas para perros mayores de diez años, que pertenezcan a las razas denominadas peligrosas o que practiquen la caza mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *