El enérgico Airedale Terrier

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El origen de esta raza se remonta al año 1850, cuando criadores del valle de Aire, en Inglaterra, cruzaron diversas variantes de Terrier con perros de nutria y Otterhound. Su intención era conseguir un perro fuerte para usarlo en la caza de nutrias y roedores. Así nació el más grande de los Terriers, el Airedale Terrier.

Este perro posee una cabeza de cráneo plano y largo, característica de muchos de los Terriers. Sus orejas tienen forma de V y sus ojos con pequeños y oscuros. De cuerpo fuerte y compacto, espalda recta y patas musculosas es un perro que puede llegar a alcanzar los 60 centímetros en el caso de los machos y los 55-58 en caso de las hembras. Su peso no suele rebasar los 22 kilos.

El pelaje del Airedale se divide en dos colores: espalda, cuello y cola de color negro o gris y el resto de color fuego. En las patas, a veces, se puede ver también algo de pelo blanco. El manto de pelo del Airedale es denso, aplastado y algo áspero en su primera capa, siendo el subpelo bastante más suave.

Este perro posee un carácter duro, resistente y enérgico, lo que le hace ser muy apreciado para la caza, pero también para otras actividades prácticas como perro guardián o de salvamento. Ágil y juguetón, puede adaptarse bien a la vida en la ciudad, pero necesitará una casa bastante amplia y, por supuesto, muchas salidas al exterior.

La aspereza y dureza de su pelo hacen que requiera cuidados especiales, el cepillado con él no es suficiente, necesita cortes de pelo habitualmente y es mejor si los hace un profesional, que sabrá potenciar el aspecto más divertido de este Terrier.

De salud de hierro, es un perro resistente que casi nunca cae enfermo.

Perros, Razas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *