El curioso gato Manx


El gato MANX se llama así en honor a la Isla de Man, que está situado en el mar situado entre Inglaterra e Irlanda. Se trata de un gato sin cola, lo que ha generado multitud de leyendas en torno a como la perdió. Actualmente la ciencia sabe que la pérdida de la cola se debe a una mutación genética por la cual perdió la cola. Dicha mutación ha pervivido hasta nuestros días.

El gato Manx está bien proporcionado y tiene los músculos bien entrenados, así como la espalda corta. En cuanto a los colores, se aceptan todos los existentes.

Se trata de un gato muy inteligente con un fuerte carácter. Es muy cariñoso y amigable, por lo que convive bien tanto con los niños como con otras mascotas que haya en la casa. No le gusta estar solo, por lo que busca continuamente la compañía de sus amos.

Además es un gato tranquilo y paciente, aunque esta tranquilidad la pierde cuando da suelta a sus orígenes de cazador, cosa que hace muy a menudo y disfruta si puede cazar pequeños roedores.

Podemos encontrar distintas variedades de esta raza que se diferencian por el tipo de cola. :
–   Rumpy, carencia total de cola
–   Riser, con tres vértebras coccígeas y ninguna caudal
–   Stumpy, con 1, 2 o 3 vértebras móviles
–   Longy, cola corta aunque normal
–   Tailed, cola normal

El Manx no necesita demasiados cuidados. Tan sólo lo deberemos cepillar de vez en cuando para evitar que se acumule el pelo muerto. Se trata de un animal muy longevo que vive muchos años durante los cuales gozan de muy buena salud.

Gatos, Razas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *