Efectos del masaje Shen Shu en tus mascotas


Si nuestra mascota tiene un problema de salud, lo primero que deberemos hacer es llevarla al veterinario para que verifique qué es lo que le ocurre y le recete el tratamiento necesario. Si queremos mejorar la salud de nuestra mascota, también podemos hacer uso de los conocimientos milenarios que la medicina tradicional china ha ido acumulando a lo largo de los siglos, tanto para nosotros, los humanos, como para nuestras mascotas. Una de las formas de que nuestras mascotas puedan beneficiarse de dicha sabiduría es a través del masaje Shen Shu.

El masaje Shen Shu se denomina así debido a un punto de acupuntura situado en la vejiga que en la medicina tradicional china se conoce como Espíritu de los Animales y se basa en fundamentos de la acupuntura.

Con este masaje, lo que se consigue es equilibrar el Qi o energía vital de los animales (equivalente al Chi en los humanos). Una vez que la energía se reequilibra se fortalece la salud del animal, se mejoran o desaparecen diferentes patologías y se aumentan sus defensas. El masaje es aplicado por el terapeuta con distintos movimientos de las manos como son barridos, rotaciones, empujes y presiones efectuadas a lo largo del cuerpo del animal, sobre todo en la denominada Zona de Especie.

Esta zona de especie suele discurrir paralela a la columna vertebral y es diferente para cada animal. Por ejemplo, mientras que en los perros se encuentra a la altura del omóplato, en los gatos esta zona está a la altura de las últimas costillas.

Con este masaje se consiguen aliviar dolores causados por artrosis, problemas de las articulaciones o musculares, así como los derivados de problemas de osteoporosis. También es útil en caso de dolores provocados por un traumatismo que haya sufrido nuestra mascota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *