Cuidados del perro con artritis


Tanto para nosotros como para nuestras mascotas el paso del tiempo pasa factura a la salud, apareciendo con la edad enfermedades compartidas por ambas especies. Este es el caso de la artritis, una dolencia que cursa con dolor persistente en las articulaciones y extremidades que muchos humanos sufren y que, en los perros adultos, puede llegar a ser casi tan común como en los humanos.

Si observamos en nuestra mascota síntomas de dolor en las extremidades o dificultades de movimiento, deberemos llevarla al veterinario y, si finalmente el diagnóstico es de artritis, existen unos cuidados que podemos proporcionar a nuestro perro para mejorar su calidad de vida y aliviar su dolor:

Hacer ejercicio de forma regular: Aunque puede parecer un contrasentido debido al dolor que siente el animal, es importante obligarle a realizar paseos cortos al menos dos veces al día, por la mañana y por la noche, por terrenos llanos donde las articulaciones del animal sufran menos impacto. De este modo evitaremos el aumento de rigidez en las extremidades del animal debido a la enfermedad.

Evitar la obesidad: Cuanto más peso corporal tengan que soportar los huesos del perro, más probabilidades tendrá de sufrir artritis. Por ello es importante proporcionarle una dieta equilibrada, que le ayude a no ganar peso o, si sufre obesidad o sobrepeso, a perder los kilos que le sobran. Podemos también proporcionarle suplementos nutricionales, ricos en Omega 3, que ayudarán a que el dolor que siente el animal disminuya.

Darle masajes: Al masajear de forma suave las articulaciones del animal afectadas por la artritis, le ayudamos a relajarse y logramos que le duelan menos. Deberemos hacerlo siempre de forma suave, con movimientos circulares, preferiblemente antes de que se vaya a dormir, por lo que podrá relajarse tranquilamente en su cama. También podemos aplicarle una bolsa de agua caliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *