Cómo detectar el dolor en las articulaciones en los perros

perro
El otro día hablábamos del dolor en las articulaciones en los perros porque es un problema que afecta a muchos canes. Y hoy vamos a seguir hablando de él para saber cómo identificarlo y notar que el can tiene estos dolores con el fin de llevarlo al veterinario y prescriba, si es necesario, medicamentos e indique unas pautas para mejorar la vida de la mascota ante esta situación. Y, ¿cuáles son los principales síntomas de dolor en las articulaciones en el perro? Aquí contamos los primeros para detectarlos a tiempo.

Los síntomas

Varias son las señales que indican que un perro puede tener dolor en las articulaciones. Entre las más habituales están todas las relacionadas con los problemas de movilidad. De este modo, es habitual notar que el perro cojea y que presenta como una especie de entumecimiento de las articulaciones.

Además, el dolor puede hacer a su vez que el can muestre una serie de cambios en su conducta como ser mucho más reticente al movimiento. Por ejemplo, es frecuente que el perro no quiera hacer tanto ejercicio como hacía antes. Esto deriva a su vez en una conducta mucho más tranquila, ya que optará por pasar mucho más tiempo tumbando y descansando sin hacer nada que antes.

Pero igualmente en el día a día y, a la hora de moverse, se percibirán otros indicios de este posible tipo de dolores. Por ejemplo, el can tendrá dificultad para subir o bajar escaleras o para un gesto tan sencillo como acceder al coche. Asimismo, es habitual notar que al perro le cuesta mucho más levantarse cuando está acostado que con anterioridad.

perro
El perro, además, optará por ser menos receptivo a las caricias, sobre todo, con el fin de evitar que se le toque o acaricien las zonas en las que tiene el dolor. Incluso, puede mostrar un comportamiento agresivo si se tocan sus doloridas articulaciones. Son situaciones en las que también puede expresar su malestar con jadeos o ladridos que, inicialmente, no tienen causa aparente.

Y otros cambios que alertan de dolor en las articulaciones son las modificaciones en los hábitos relacionados con la comida. Si el perro está dolorido, tendrá menos apetito y, en consecuencia, comerá menos o mostrará un menor interés por la comida.

Artículos relacionados:

Todo lo que debes saber sobre el dolor de las articulaciones en el perro

El dolor en el perro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.