Consejos para evitar que el perro tenga miedo al ruido

Share on Facebook34Tweet about this on Twitter1Share on Google+0

perros-miedosos
Ya sea por una mala experiencia o por cualquier otra razón, hay ocasiones en las que los perros tienen miedo cuando oyen algún ruido, siendo normal que se protejan y se escondan en algún sitio que consideren que es su refugio como puede ser debajo de la cama. Son situaciones que hay que atajar para lo que existe una serie unas pautas, aunque también es posible recurrir a fármacos si el problema no se soluciona.

Tratamiento

De hecho, ahora, el miedo a los perros vuelve a estar de plena actualidad porque un laboratorio de científicos de la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos, ha desarrollado una nueva medicación, que tiene la principal función de acabar con la ansiedad y el estrés que siente el perro como consecuencia de sonidos estridentes que le provoquen miedo como, por ejemplo, unos fuegos artificiales o truenos. Son sonidos que, incluso, pueden generarle crisis agudas.

Este nuevo fármaco está preparado para acabar con todos estos síntomas. Su formato es en gel oral con el fin de que su aplicación sea más fácil. Entre sus efectos, está por ejemplo acabar con la ansiedad, temblores o los gimoteos, gracias a que este fármaco contiene Dexmedetomidine, que es un principio activo con efecto sedante y analgésico y que presenta propiedades tranquilizantes cuando se toma en pequeñas cantidades.

Este tratamiento, que ya está en Europa bajo prescripción clínica, demostró en las pruebas realizadas que el 73% de los 182 perros con ansiedad media y aguda generada por el ruido respondió de forma positiva al tratamiento.

perros-miedosos

Terapia

Antes de llegar a suministrar este nuevo fármaco o cualquier otro –lo que el veterinario debe valorar-, es importante realizar una terapia con el perro para que pierda ese miedo. El primer paso es conocer qué sonidos son los que le generan ese estrés, ansiedad o temor y tratar de saber por qué para ponerle la solución.

Una de las mejores terapias es la que se conoce como desensibilización. Su funcionamiento es muy sencillo. Tan solo hay que grabar los sonidos que le dan miedo al perro para luego exponérselos de forma controlada y aumentando de forma progresiva y gradual su volumen. Así se irá habituando a ellos y verá que no sucede nada malo y, en consecuencia, perderá el miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *