Castración: recuperación y cuidados de la mascota

castracion-perros
La castración es un momento crítico en la vida de la mascota porque necesita unos cuidados específicos. No en vano, el animal de compañía es sometido para ello a una intervención quirúrgica en la que se le extirpan las glándulas sexuales, ya sean los testículos en caso del animal macho o de los ovarios en la hembra. Ambas son intervenciones que requieren de atenciones específicas tras su paso por el quirófano y el período de recuperación. Y, aunque hoy en día hay otras alternativas como la esterilización para evitar la fecundidad, lo cierto es que la castración sigue siendo también muy utilizada.

Período de recuperación

Los primeros días de recuperación de la mascota tras la operación quirúrgica suelen ser igual que con cualquier otra intervención en el quirófano.

La mascota necesitará así necesitará un período de entre 24 y 36 horas para recuperarse de la anestesia y de la intervención.

No obstante, el período para estar totalmente bien de esta operaciones más largo, ya que se notan secuelas y molestias hasta diez días después de haber pasado por el quirófano.

castracion-perros
El proceso no acaba aquí porque todavía la mascota llevará los puntos de la operación, que se quitan pasados esos diez días. Incluso, en algunos casos, es recomendable que los lleven durante quince días.

De todos modos, las molestias, si la mascota castrada ha sido una hembra, durarán más, ya que se tarda hasta aproximadamente dos meses en cicatrizar toda la herida muscular.

Cuidados

Hasta que se quitan los puntos, siempre es necesario que el gato o el perro estén en reposo y hagan una vida tranquila y con una actividad moderada para que las heridas cicatricen bien.

Pero, además, también es preciso vigilar su higiene porque la herida debe limpiarse para evitar gérmenes y la posible aparición de infecciones. Y, si tiene dolor, el veterinario recetará los medicamentos que se le tienen que dar.

Igualmente importante es vigilar la comida porque los animales castrados tienen tendencia a engordar. De esta manera, puede ser recomendable utilizar piensos y alimentos específicos para ellos. Además, hasta que no estén bien recuperados de la anestesia, no se les debe forzar a comer.

Artículos relacionados:

Inconvenientes de la castración en gatos

Inconvenientes de la castración en perros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *