Inconvenientes de la castración en gatos

castracion
Son muchos los expertos que recomiendan castrar al gato, ya que ofrece muchos beneficios para dueños, como reducir el marcaje por orina, las fugas y las peleas entre machos. Además, también tiene algunas ventajas para los propios animales, como la reducción del riesgo de sufrir infecciones o desórdenes del aparato reproductor y la próstata. Lo que muchas veces no se tiene en cuenta es que la castración también implica algunos inconvenientes.

Hoy en Rincón del Peque queremos hablarte sobre todas las desventajas de castrar a los felinos. De esta manera, podrás obtener toda la información que necesitas para tomar una decisión. ¿Nos acompañas?

Más ventajas que desventajas

Lo primero que queremos comentar es que la mayoría de expertos coinciden en que las ventajas de la castración (extirpación de los testículos en los machos y del vaciado en las hembras) son mucho más numerosas que las desventajas. Eso sí, hay que tenerlas en cuenta. Así, lo primero que queremos comentar es que es antinatural, si bien es cierto que toda la vida del gato doméstico es antinatural: su hogar, su alimentación, sus visitas al veterinario…

castracion1

Inconvenientes con solución

Por otro lado, es importante tener en cuenta que los gatos castrados tienen tendencia a la obesidad y a la diabetes. Además, tras la extirpación de los testículos aumenta el riesgo de sufrir cálculos urinarios. Afortunadamente, si se siguen unas pautas alimenticias adecuadas (sobre todo, hay que ofrecerle pienso específico para felinos esterilizados), estas consecuencias negativas se pueden prevenir.

Falsos mitos

Por último, queremos hablarte sobre algunos falsos mitos sobre la castración en gatos. Así, debes saber que las gatas no necesitan tener una camada antes de castrarlas y que no se les priva de disfrutar de la sexualidad, ya que para ellos el sexo solo es la respuesta a un estímulo hormonal, cuya única finalidad es la reproducción.

1 comentario

  1. El objetivo de castrar a todos los gatos, junto con la prohibición de que deambulen por las calles, persigue que se reproduzca sólo en criaderos. Algún día se darán cuenta que sin gatos proliferarán ratas, cucarachas y demás alimañas que prosperan en los asentamientos humanos. Ese día, cuando el gato doméstico esté al borde de la extinción, quizá sea demasiado tarde, quizá resurja la PESTE BUBÓNICA. El mayor enemigo del gato doméstico son las leyes de “protección animal”. ¿En serio es bueno para un gato de la calle ser encerrado en una jaula? ¿Tan mal hacía existiendo en libertad? ¿Es ético asesinar gatos en perreras? ¿Es malo alimentar a un gato callejero? ¿Por qué mis gatos no pueden salir a dar una vuelta? Dejémonos de “buenismos bienintencionados” o de disfrazar intereses económicos con “protección animal”
    Y por otra parte… La identificación con chip, obligatoria para que no lo sacrifiquen o en el mejor de los casos, para que no sea encerrado en una jaula y separado de su familia. El chip no es efectivo en muchas ocasiones y provoca cáncer y quistes en muchos casos (muchos casos que son silenciados), les molesta, les pica, se desplaza por el cuerpo y acaba en las patas.
    Mis gatas tienen la inyección de control de celo cada 6 meses. Algún día dejaré que se reproduzcan porque la especie debe seguir existiendo, aunque ésto me sitúe al márgen de la ley. El mayor enemigo del gato: LAS LEYES de los Ayuntamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *