Asear a los Bull Terriers


A nadie le gusta un perro sucio. Como tal, es imperativo que el aseo sea tu prioridad cuando se trata de cuidar de tu amigo canino. Si tu perro es un Bull Terrier, estás de suerte. Los Bull Terriers son más fáciles de manejar que muchos otros perros pero, debes saber algunos trucos a la hora de prepararte para lavar a esta mascota tan alegre. Aunque, como a la mayoría de los perros, no les entusiasma la idea del baño, el Bull Terrier aprenderá pronto a convertir esto del baño en una rutina.

Los Bull Terriers son perros muy musculosos, con pelo corto, denso, y son generalmente de color blanco. La brevedad de su capa de pelo, hace que sea fácil de mantener, por lo que tu mascota siempre puede lucir perfecto. Ocasionalmente puedes cepillarles. Durante la semana, puedes colocarte un guante de goma especial para ayudarle a eliminar los pelos sueltos.

Comienza por la cabeza y ve bajando hasta la cola. Este recorrido de su cuerpo, también te permitirá ver si tiene algún tipo de parásito o alguna parte inusual, como por ejemplo algún eczema. Es útil señalar que la adición de aceites a las comidas también puede mejorar la calidad de la capa de tu Bull Terrier. Esto debes comentárselo al veterinario.

Ten cuidado ya que el Bull Terrier tiene una clara tendencia a desarrollar alergias en la piel. Esto se puede prevenir manteniendo al animal fuera del contacto con insectos. Pero cuando están al aire libre poco se puede hacer. Para evitar estos problemas, trata de mantener a tu perro en zonas limpias y asegúrate de comprobar sus ojos, sus orejas, su nariz y su boca todos los días por si pudiera tener algún signo de infección.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *