Síntomas del celo en las perras

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

celo-sintomas
Si tienes una perra no castrada en casa sabrás que cada cierto tiempo está en celo, que es una parte fundamental de su ciclo reproductivo. En concreto, es el periodo en el que las perras están receptivas sexualmente, que se enmarca dentro del llamado ciclo estral. Esto suele ocurrir una o dos veces al año, normalmente a finales de invierno o a principios de primavera, aunque las perras que viven en casa pueden entrar en celo en cualquier momento del año.

El celo dura entre 2 y 4 semanas y, como puedes imaginar, implica ciertos cambios físicos y de comportamiento en el animal. Hoy te contamos cuáles son esos síntomas del celo en las perras. ¿Nos acompañas?

Cambio de comportamiento

Lo primero que debes saber es que, cuando están en celo, las perras suelen estar más juguetones de lo que viene siendo habitual. De hecho, lo más normal es que demanden más atención de sus dueños. Por otro lado, es importante que tengas en cuenta que algunas perras en celo pierden apetito.

celo-sintomas1
El cambio de comportamiento más evidente lo verás al salir a la calle con ella, ya que buscará activamente a los machos. De hecho, si se encuentra con uno, lo más probable es que comience a jugar con él de inmediato. Es más, es posible que se intente escapar de casa para buscar un perro con el que aparearse.

Cambios físicos

Por supuesto, las perras en celo también experimentan algunos cambios físicos. Por ejemplo, hay que señalar que sus órganos sexuales se ven más inflamados y más oscuros. Además, es habitual que el animal se lama estas zonas con frecuencia. Por otro lado, debes tener en cuenta que lo más normal es que las perras tengan pequeñas pérdidas de sangre durante este periodo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *