Musicoterapia para perros
Todos, en mayor o menor medida, hemos experimentado los beneficios de la musicoterapia, bien a manos de un profesional o cuando nos relajamos escuchando esa melodía que nos ayuda a sentirnos tranquilos y a desprendernos del estrés del día a día.

Pero no somos sólo nosotros quienes nos beneficiamos de esta terapia, ya que diferentes estudios han constatado que la musicoterapia también es efectiva a la hora de reducir el estrés en nuestros perros, sobre todo en determinadas circunstancias en las que su nivel de ansiedad es muy alto como, por ejemplo, cuando los dejamos solos en casa.

A nivel físico, la musicoterapia, además, reduce el ritmo de los latidos del corazón y ralentiza el ritmo de la respiración, por lo que resulta muy saludable para los perros que están convalecientes de alguna operación o enfermedad. Mejora también el sistema inmunitario del animal, lo que se traduce menos posibilidades de caer enfermos, al tiempo que eleva el nivel de endorfinas, mejorando el humor de nuestra mascota.

Debido a su poder relajante, los perros agresivos resultan muy beneficiados por la musicoterapia, ya que cuando la utilizamos creamos una atmósfera de calma y seguridad para el perro en la cual pueden relajarse y rebajar su nivel de ansiedad.

También se puede utilizar con perros hiperactivos, aquellos que se asustan de los sonidos fuertes y perros miedosos. En estos casos lo mejor es combinar la musicoterapia con otras actividades que resulten relajantes para el animal, como mientras le aplicamos un masaje. Gracias a la musicoterapia el animal aprenderá a sentirse calmado y será más fácil que se sienta así a lo largo del día.

Por ello, la próxima vez que quieras disfrutar de un rato de buena música, no dudes en hacerlo en compañía de tu mascota.