Inconvenientes de la castración en perros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter8Share on Google+2

castrar perro
Los beneficios sobre la castración (extirpación o inutilización de los órganos genitales) en perros son de sobras conocidos. Así, mientras que en machos sirve para reducir o eliminar problemas de conducta, y prevenir tumores testiculares y de próstata, entre otras ventajas; en hembras es útil para evitar camadas indeseadas, reducir la incidencia de tumores mamarios (si se realiza a una edad temprana), evitar determinadas enfermedades que afectan al útero, prevenir embarazos psicológicos, evitar sangrados y reducir alteraciones de conducta.

Lo que mucha gente no sabe es que la castración también puede dar lugar a algunos problemas que, aunque son mínimos, se deben tener en cuenta antes de tomar una decisión con nuestra mascota. Te hablamos de los inconvenientes de la castración a continuación. ¿Nos acompañas?

Problemas en la intervención

Lo primero que hay que tener en cuenta es que pueden surgir problemas en la intervención quirúrgica. Además, los perros pueden sufrir molestias tras la intervención, aunque éstas pueden aliviarse con analgésicos y anestésicos. Además, hay que tener en cuenta que la esterilización está relacionada con la incontinencia urinaria.

castrar perro1

Sobrepeso

Por otro lado, debes saber que tras la castración los perros sufren cambios hormonales que pueden dar lugar a problemas de sobrepeso, ya que el apetito aumenta y el ritmo del metabolismo disminuye. Afortunadamente, este problema puede evitarse proporcionándole alimentos bajos en calorías y potenciando su actividad física.

Posibles enfermedades

Algunos expertos aseguran que los perros castrados son más propensos a desarrollar osteosarcoma y hemangiosarcoma, sobre todo las razas que ya están predispuestas a estos cánceres. También tienen un mayor riesgo de sufrir hipotiroidismo y, en caso de que hayan sido intervenidos antes de los cinco meses, de padecer displasia de cadera y rotura del ligamento cruzado craneal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *