El elefante que vivió 50 años encadenado y que lloró tras ser liberado

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

liberacion elefante Raju
¿Qué te parece si comenzamos la semana explicándote una historia de lo más desgarradora? Es sobre Raju, un elefante de la India que tras 50 años de sufrimiento, fue rescatado por la organización británica Wildlife SOS, que no quería que el animal siguiera viviendo de esta manera, así que planeó una operación de rescate.

Lo más sorprendente de esta historia es que el elefante lloró tras ser liberado. ¿Te apetece conocer más acerca de Raju? Te aseguro que esta elefanta va a ganarse tu corazón.

Un animal atado y torturado

Raju había sido utilizado toda su vida para obtener propinas de turistas en la India. Eso sí, lo peor es que durante los 50 años que ha estado cautivo ha vivido atado y torturado. Al parecer, el animal estaba encadenado a unas cadenas de pinchos durante 24 horas al día, sufría malos tratos y abusos y se encontraba en condiciones de abandono. De hecho, se alimentaba de lo que le ofrecían los turistas. Algunas veces, incluso, tenía que comer plástico y papel

Fue hace un año cuando la organización fue avisada sobre la penosa situación del animal por el Departamento Forestar de Uttar Pradseh, aunque no ha sido posible rescatarlo hasta principios de este mes.

Los elefantes y la emoción

Pero las lamentables condiciones en las que se encontraba el animal no fueron lo único que sorprendieron a los rescatadores. Y es que Raju se puso a llorar cuando fue liberado. Como puedes imaginar, para todo el equipo fue tremendamente emocionante ver como las lágrimas no paraban de caer por la cara del elefante. Fue en ese momento cuando se dieron cuenta de que Raju era muy consciente de lo que estaba pasando.

Aunque no está 100% demostrado, son muchos los expertos que creen que los elefantes lloran como parte de una respuesta emocional debido a que tienen un gran hipocampo, una estructura ligada a la emoción,

Animales, Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *