Cómo cepillar a un perro

Share on Facebook16Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Uno de los pasos obligados en la rutina de higiene de los perros es el cepillado, indispensable para que el aseo sea completo y se le puedan quitar pelos que sobran o suciedad que se le haya quedado en ellos. Pasear por el parque, jugar con otros perros… cosas que hacen que los agentes contaminantes que hay en el aire ensucien su pelaje, por lo que es muy importante limpiarlo, al igual que haces con tu pelo.

Con el cepillado no solo limpiarás su pelaje sino que también lo fortalecerás, lo que ayudará a mantener limpia su piel y la base del pelo. Además, las púas del cepillo servirán de masaje, con lo que será muy agradable para tu mascota. Procura cepillarlo a diario, teniendo en cuenta diversas cosas para poder hacerlo bien.

Tipo de pelaje


Cada perro tiene un pelaje diferente, al igual que cada persona. La longitud es una de las claves para saber qué tipo de cepillado necesita, pudiendo ser corto, medio o largo. Además, la frecuencia también varía en función de si el pelo es rizado o liso, necesitando el rizado más cuidados que el liso ya que se enreda mucho más.

Cómo cepillarlo

Para cepillarlo, es importante que sigas una rutina. Cubre el suelo de la habitación con una toalla para que los pelos que se caigan no vayan directamente al suelo. El perro debe sentarse en el suelo y estar tranquilo mientras lo vas a cepillas, y cuando se dé cuenta de que es algo relajante le encantará que lo hagas y podrás dedicarle todo el tiempo que necesites. Utiliza siempre el cepillo adecuado según el pelo de tu mascota, ya que uno inadecuado puede hacer que se estropee y el cepillado no valga de nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *