Ventajas e inconvenientes de poner abrigo a los perros

perros-abrigo
En anteriores informaciones, hemos hablado de si es necesario o no abrigar a los perros ahora que pronto llegará el invierno. Y, aunque no siempre es necesario, lo cierto es que si se toma la decisión de hacerlo, es importante saber que este gesto tan sencillo tiene unas ventajas para la mascota, pero también una serie de inconvenientes que conviene conocer.

Ventajas

Los animales pequeños o aquellos que tienen el pelo corto, se pueden beneficiar del abrigo porque ellos tienen más problemas para regular la temperatura y la pérdida de calor. De esta manera, si están arropados, se regularía mejor este proceso y no sentirían frío al ir de paseo o cuando se quedan parados.

El abrigo, sobre todo, si es impermeable también puede servir de protección frente a la lluvia para los días más adversos en los que sigue siendo necesario que salga de paseo para poder hacer sus necesidades. Con este tipo de prendas, se evitará que tenga sensación de frío.

El abrigo también puede ser un elemento de protección para la mascota. Aunque en el invierno normalmente no es tan habitual aparición de parásitos, lo cierto es que con el cambio climático y los cambios bruscos de temperatura de un día para otro, suelen aparecer algunos insectos que no son habituales en esta época del año y generarles algunas infecciones.

perros-abrigo
El abrigo además tiene el papel de protección frente a ramas o roces que se pueden hacer con algunos elementos del parque.

Inconvenientes

El abrigo tiene una serie de inconvenientes o desventajas. Uno de los principales es que está prenda puede darles demasiado calor. Es importante saber así si el perro realmente necesita un abrigo o no. Y es que, en caso de que no sea preciso, sentirá demasiado calor. Esto le puede generar un cierto malestar, sobre todo, si hacen ejercicio y no tienen agua cerca.

El abrigo podría generarle algunos problemas de salud relacionados con el tejido con el que esté confeccionado. Y es que son habituales alergias y dermatitis. Un motivo por el que es importante que el abrigo no se lleve puesto durante mucho tiempo. Igualmente, es clave cerciorarse de que no le aprieta ni se producen roces para que no se generen llagas.

Aunque el abrigo se lleve de la talla adecuada, siempre puede suponer también un problema a la hora de moverse porque es posible que le limite los movimientos.

Y, finalmente, hay que tener muy claro que el abrigo se debe lavar con frecuencia porque, en caso contrario, se convertirá en un foco de atracción de bacterias, hongos y ácaros, lo que puede generarle problemas de salud al perro.

Artículos relacionados:

¿Cuándo debo ponerle abrigo al perro?

Cómo proteger al perro del frio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *