Saber el sexo de nuestro pájaro


Muchas veces ocurre: vas a una tienda, eliges el pájaro que más te gusta y le pones de nombre “Charlie”. Cuál es tu sorpresa cuando un tiempo después descubres que tu amigo Charlie ha puesto un huevo. ¿Qué ha pasado? La respuesta es sencilla: las aves no muestran características sexuales externas. La verdad es que a menos que te quieras dedicar a la cría de aves no importa el sexo de tu pájaro, pero estaría bien cuáles son las diferencias que existen para diferenciar un macho de una hembra.

Intenta observar a tu pájaro. No es que vayas a ver diferencias de comportamiento entre el macho y la hembra, lo que sí está claro es que si tu pájaro pone un huevo, es una hembra. Si necesitas saber el sexo de tu pájaro puedes llevarle a tu veterinario y que le realicen una pequeña prueba. Esta prueba se hace con una gota de sangre del animal y no suele fallar con los resultados.


El sexaje quirúrgico también está disponible para las aves. De todos los métodos modernos disponibles, este es el más antiguo y es la forma más rápida de determinar el sexo. Una especie de endoscopio es introducido en el animal que se encontrará anestesiado. Hay una ventaja con esta técnica y es que además de saber el sexo del animal el veterinario podrá contarte su estado de salud.

El análisis de esteroides fecales es otra técnica. Esto requiere que el ave sea sexualmente madura. Una muestra de heces se analizará para detectar la presencia de hormonas reproductivas. Otro de los métodos es el sexaje por plumas. Se analiza una pluma para detectar la presencia de cromosomas de masculinos o femeninos. Pero dependiendo del tipo de ave que tengas hay otras técnicas más caseras. Si tu pájaro es un periquito, observa la parte superior del pico; si es de color azulado es un macho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *