¿Qué son los catios para gatos?

catios
Aunque los gatos no es habitual que den paseos como los perros, lo cierto es que el aire libre también tiene ventajas para ellos. Sin embargo, no siempre pueden salir de casa o no es conveniente que lo hagan. Para suplir esta carencia, están los catios, que se definen por ser unas casetas especiales para gatos que tienen rejillas.

Los catios

Los catios tienen la principal ventaja de permitir a los gatos disfrutar del aire libre, pero sin estar expuestos a los peligros que puede conllevar dejarles salir solos de casa, sobre todo, en la ciudad o en los pueblos, entre otras zonas.

A través de estas casetas, el gato puede disfrutar de luz y de aire fuera del hogar, pero dentro de un espacio y entorno controlado porque los catios incorporan rejillas para dificultar que salgan de ahí y, por lo tanto, garantizar a su vez que estén a salvo de los peligros de salir solos o de que el gato se pierda.

Los catios, además, tienen diferentes tamaños para facilitar la movilidad del gato, lo que es especialmente importante para favorecer que haga el ejercicio necesario en función de su edad.

catios
De hecho, estos habitáculos, que pueden recordar a invernaderos o a grandes jaulas, suelen incorporar diferentes elementos como varios pisos para que el gato salte o trepe, así como diversos túneles, juegos, troncos para que los arañe y trepe…

Los catios, al estar disponibles en diversos tamaños, se pueden incorporar perfectamente en los pisos y viviendas urbanas, puesto que hay modelos que se pueden instalar a la perfección en un balcón o ventana.

Beneficios

Los beneficios de los catios, siempre que respondan a las necesidades de cada gato, son múltiples porque permiten al minino beneficiarse del aire libre y la luz natural, además de poder escuchar otros sonidos, que puede que les sean menos habituales.

Además, les facilita entretenerse y despertar su curiosidad con las vistas que tienen a su alrededor, aparte de poder hacer ejercicio con los distintos aparatos y opciones que se incorporan en el interior del catio.

También se evitan los problemas de pasear con el gato sujeto a una correa porque el minino no es como los perros y la forma de caminar y ritmo es diferente a la de los humanos. Ellos no sienten esa necesidad de pasear como los canes, más bien solo quieren entretenerse y alimentar su curiosidad.

Artículos relacionados:

Consejos para prevenir el sobrepeso en perros y gatos

Por qué no hay que sacar a pasear a los gatos

Cuidados, Gatos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *