Los gatos y la tos


Todos sabemos lo que es la tos pero, no estamos acostumbrados a que nuestros gatos la sufran. Si tu mascota tiene ese problema, lo primero que debes hacer es observar el sonido que caracteriza a esa tos: seca y persistente, húmeda con un sonido, acompañada de náuseas, tos con pitidos, etc.

La tos, puede ir produciendo la irritación de la parte posterior de la garganta, malestar en vías respiratorias o los pulmones y otra serie de problemas. Pero la tos también puede ser un acto reflejo que se utiliza como mecanismo para proteger los pulmones y las vías respiratorias de cuerpos extraños y diferente materia infecciosa que debe ser expulsada del cuerpo.

Una de las razones por la que los gatos pueden toser es por las pesadas bolas de pelo. Como bien sabrás, estas bolas son un problema común entre los gatos y se puede tratar fácilmente. La tos persistente causada por resfriados o gripe felina puede ser eliminada con la medicación que te recomiende tu médico. No utilices ningún medicamento para la tos de venta libre, sin consultar antes con tu veterinario, ya que hay que tener en cuenta la dosis antes de dársela al animal.

Si tu gato tiene tos y ves como se da con la pata en la garganta y mueve la cabeza, puede ser que esta tos se esté produciendo por algo que tenga atascado en la zona. Abre la boca de tu gato con cuidado y mira en el interior a ver si puedes ver algo. Debes intentar ayudar a tu amigo a sacar ese cuerpo extraño que tanto le está molestando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *