La versátil nutria


Pocos animales resultan tan graciosos o despiertan nuestra simpatía casi instintivamente como la nutria, no se sabe si por los largos bigotes que adornar su cara o por la boca en la que parecen lucir una sonrisa permanente. Quizá también tengan que ver los sonidos que hace para comunicarse con sus congéneres, algunos de los cuales podríamos identificar fácilmente con una risa humana.

La nutria es un mamífero carnívoro que pertenece a la familia de los mustélidos. Dado que desarrolla casi la totalidad de su vida en el agua, en ríos o mares, entre sus dedos tiene una membrana interdigital que la permite moverse con soltura en el medio acuático.

Su pelo es muy lustroso e impermeable, además de muy suave, lo que la ha llevado a ser perseguida y capturada para conseguir su piel.

Donde más fácilmente se pueden encontrar es en las orillas de los ríos que discurren por bosques, o por lugares donde la vegetación es muy densa. De ese modo, al nutria puede ocultarse si percibe algún peligro. En época de cría suele construir su madriguera al borde del agua, mientras que el resto del año no suele tener residencia fija.

La nutria marina habita en las costas occidentales de América del Norte y sus presas favoritas son los peces, además de erizos de mar y moluscos. El gusto por los peces también lo comparte con su congénere de río, aunque estas últimas también dan buena cuenta de pequeñas aves marinas, cangrejos, ranas, culebras, etc.

En América del Sur podemos encontrar la Nutria Gigante, que puede llegar a medir hasta los dos metros, a diferencia de sus parientes de Europa y América del Norte que suelen medir un poco más de un metro.

Animales,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *