Evitar que tu perro rechace la correa


La mayoría de los perros adoran el momento en el que su amo coge la correa, porque significa el momento de salir a la calle, pasear, hacer ejercicio y divertirse. En ocasiones, incluso, son los propios perros quienes recuerdan a sus amos que es la hora del paseo llevándoles la correa y dejándosela a los pies o en el regazo. Sin embargo, no todos sienten la misma pasión por ella.

Para algunos, sin embargo, se trata de un elemento que sólo les molesta y reduce su libertad de movimientos, por lo que se ponen nerviosos, tiran, gruñen o salen a la carrera cuando sus amos intentan ponérselas.

Normalmente esto vienen derivado del hecho de que, cuando eran un cachorro, no se le ha permitido adaptarsea ella. También aparece este rechazo a la correa cuando se utiliza como elemento para castigar al perro o enseñarle disciplina, por lo que nunca deberemos pegar al perro con ella para corregirle ni atarle con ella para inmovilizarle.

Es importante, cuando es un cachorro, que le permitamos que se familiarice con ella, que la huela, que juegue y que no sienta miedo de ella, especialmente en el caso de las correas retraíbles, que cuando caen, debido a su peso, producen un sonido muy fuerte que puede asustar al animal.

También es importante que el animal se sienta cómodo con la correa, por lo que debemos elegir una adecuada para el tamaño y la raza del animal. De lo contrario, la incomodidad física que sentirá cuando la utilicemos, hará que la rechace con fuerza.

Debemos elegir también la longitud adecuada para la correa, que no impida cualquier movimiento del animal y que no sea demasiado larga para que no podamos controlarlo Según los expertos, la longitud debe variar entre los 170 y los 190 centímetros.

Comportamiento, Correas, Perros,
>

También te puede interesar...

2 comentarios

  1. Hola, mi padre ha comprado para nuestra perrita de casi 3 meses que será de tamaño mediano y es un cruce de caza una correa retraíble de 5 metros , supongo que sirve pero ¿no es demasiado larga? lo que a mí me da cosa es , que como me toca pasearla a mí, perderla demasiado de vista, porque se puede frenar, pero hay que estar todo el rato apretando el botón si quieres que se quede en una longitud fija.

  2. Las correas retraibles no son las mejores.
    Obviamente, nunca tienes que dejarlas a 5 metros, podría pasar un accidente.
    LO ideal es medirla de 2 metro o para que el perro no se ahogue

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *