El divertido Bobtail


El origen del Bobtail no está demasiado claro. Algunos expertos piensan que proviene de cruces entre distintas razas de pastores. Otros opinan que se trata de una raza muy antigua, ya que creen ver algunos perros Bobtail en pinturas del inglés Gainsborough en 1771.

El Bobtail es un perro fuerte y musculoso, con patas robustas y cuello ancho y corto. De cabeza cuadrada y hocico ancho, orejas pequeñas y caídas, sus ojos suelen ser marrones o azules, pero apenas se ven debido al pelaje que los tapa.

El manto de pelo del Bontail es abundante, ondulado y algo áspero. Su color varía entre el blanco, gris, negro y azul. Puede llegar a alcanzar una altura de 60 centímetros en el caso de los machos y unos 55 centímetros las hembras. El peso oscila entre los 25 y los 30 kilos.

El bobtail es un auténtico oso de peluche, no sólo por su pelo y su aspecto divertido, sino también por su comportamiento juguetón e incluso su forma de moverse, a saltitos. Tiene buen carácter, es cariñoso, afable y bastante dócil, pero también es capaz de sacar un carácter fuerte, por lo que su educación ha de ser estricta. Es un perro muy grande y fuerte y hay que saber controlarlo, no porque vaya a morder o ser peligroso, sino para evitar que nos destroce la casa.

Puede vivir en la ciudad, pero la casa ha de ser grande, acorde con las características del Bobtail. No le gusta el calor, su tamaño y su pelaje hacen que sufra las altas temperaturas, así que en verano es necesario un corte de pelo. Además, su pelaje requiere un cepillado diario, ya que por la aspereza y largura de su pelo tiende a enredarse con facilidad.

Es un perro que necesita correr y jugar todos los días, hay que sacarlo a diario y durante bastante tiempo.

Perros, Razas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *