El cazador Gordon setter

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Originario de Gran Bretaña, el Gordon Setter (o Setter de Gordon) es producto del cruce entre Cockers Spaniel y perros nativos de Escocia. Se pretendía conseguir así un perro de caza pero acostumbrado a las condiciones de vida en Escocia. El nombre de la raza proviene del Duque de Gordon, cuya jauría de setters era famosa en el siglo XVIII.

De cuerpo equilibrado, cabeza algo larga, orejas de inserción baja, cuelgan pegadas a la cabeza y pelo de largura media, que forma mechones muy sedosos en zonas concretas como la cola y las orejas. Su color siempre es negro, muy brillante, en casi todo el cuerpo, excepto hocico y parte inferior de las patas, que suele ser color fuego.

El Gordon Setter es un perro mediano, de 58 a 68 centímetros de altura y de entre 22 y 40 kilos de peso.

El carácter de esta raza es noble. Son inteligentes y fáciles de entrenar, además tienen una naturaleza alegre y juguetona que los hace ideales para los niños. Gracias a su estatus de perro cazador, es además muy protector con la familia, por lo que se puede usar como perro guardián. Algo reservado con los desconocidos, y muy fiel a su dueño, lleva mal el cambio de amo.

El Gordon Setter mantiene sus características de perro de caza: excelente olfato, resistencia para correr, fortaleza, buena salud… en la práctica eso significa que necesita hacer mucho ejercicio, a ser posible en espacios amplios y en la naturaleza. Puede adaptarse a la ciudad y los edificios de apartamentos, pero no son el espacio ideal para un perro tan activo como éste.

Su pelo requiere algunos cuidados: un cepillado diario o, al menos, cada dos o tres días, para mantener su brillo.

Perros, Razas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *