El bello gato sagrado Birmano


El gato sagrado Birmano es considerado una de las razas más bellas de gatos que existen actualmente, sobre todo debido a su delicado pelaje y a los ojos azules, que presentan un color muy parecido al de los gatos siameses.

Esta belleza hace también que sean unos gatos muy delicados, por lo que es necesrio que sienta en todo momento nuestro cariño para que se encuentre bien. Al contrario que muchos de sus congéneres, a este gato no le gusta disfrutar de su independencia, sino que adora estar con las personas con las que comparte la casa y lo pasa mal si tiene que pasar demasiado tiempo a solas.

Esto hace que sea una raza ideal si hay niños en casa, ya que es muy sociable y tiene mucha paciencia con ellos, al tiempo que no tiene casi dificultad en relacionarse con otras personas.

Estos gatos tienen el pelaje blanco en todo el cuerpo, menos en la cola y la cabeza, donde suelen tener un tono marrón oscuro. Su pelo es muy abundante, lo que a veces hace que parezca un pariente peludo del gato siamés.

Tiene un tamaño parecido al gato persa, aunque es más robusto y compacto y tiene menos subpelo que éste.

Cuando nacen, las crías tienen el pelaje totalmente blanco y es a las dos o tres semanas cuando aparecen los tonos que le dan variedad a su pelaje. Los colores que puede tener en la cabeza y en las patas son muy variados, y están reconocidos, entre otros, el punto foca, punto azul, punto chocolate, punto lila, punto rojo, punto crema, punto carey y negro, punto carey azul, punto carey chocolate.

En cuanto a sus cuidados, es necesario que cepillemos a menudo su pelaje, como lo haríamos con un persa, para evitar que se acumulen las bolas de pelo. Deberemos evitar que sufra situaciones estresantes, ya que le gusta la tranquilidad.

Gatos, Razas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *