¿Debemos abrigar a nuestros perros en invierno?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Con la llegada del invierno y las lluvias, se vuelve habitual ver a perros de distintas razas y tamaños vistiendo abrigos e impermeables para protegerse de la lluvia y el frío. Algunos parecen contentos de llevarlos y se sienten cómodos con ellos, mientras que otros apenas pueden caminar o incluso parecen pasear con un aire avergonzado.

Dado que el perro tiene en el pelo una protección natural contra el frío y que el pelaje del perro está impregnado de un aceite especial que lo vuelve impermeable, es razonable que nos preguntemos si realmente es necesario abrigar e impermeabilizar a nuestras mascotas o no pasa de ser más que un capricho de sus dueños.

La respuesta correcta sería que depende de distintos factores. Un perro anciano no regula su temperatura corporal igual que un perro joven, y es indudable que las razas de perros de pelo corto no están protegidas contra el frío como las razas de pelo largo. En el caso de un perro anciano al que saquemos a pasear por la mañana o por la noche en un lugar donde la temperatura sea bastante fría y exista mucha humedad, es aconsejable abrigarle para de ese modo evitar que pueda contraer catarros o enfermedades más graves como la traqueítis.

También es importante tener en cuenta si al animal le gusta el abrigo o no. Para nosotros resulta más práctico que el perro no llegue empapado a casa y lleno de barro después de pasar un rato en el parque, pero si el abrigo impide la movilidad del animal o le hace sentir molesto no disfrutará del paseo. Por ello, si lo rechaza de plano, es mejor no ponérselo, y si le gusta, deberemos asegurarnos de que elegimos la talla y el modelo más adecuado para las características de nuestra mascota.

Accesorios, Perros,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *