Cómo reconocer el asma en los gatos

gatos-asma
El asma es una enfermedad bastante frecuente en los gatos. Y es que estas mascotas tampoco son ajenas a las afecciones en las vías respiratorias. A veces, puede confundirse con otras patologías, aunque el asma se presenta con una serie de síntomas que son bastante claros. ¿Cuáles son? ¿Cómo se puede reconocer esta enfermedad en el minino? Aquí te contamos las principales para que estés alerta y acudas al veterinario lo antes posible.

Síntomas

El principal síntoma de la mascota es que tiene una disnea o lo que se conoce popularmente como una dificultad respiratoria. Es un problema que se nota más a la hora de la espiración que de la inspiración.

Esto se acompaña también de una respiración rápida y bastante superficial, que es consecuencia de la falta de oxígeno. Esto hace que el gato respire como pueda, incluso con la boca abierta, porque puede que no perciba la cantidad de aire suficiente por la nariz.

Además, se nota que el minino tiene una tos muy intensa e, incluso, a veces se producen arcadas. Es una tos que se produce como si el gato se hubiera tragado algún objeto que le dificulta la respiración y se estuviera asfixiando. Esto llevará a que el minino haga uso del mecanismo de la tos para tratar de expulsar ese objeto ficticio de forma natural.

gatos-asma
El asma en los gatos se presenta a su vez a través de otros síntomas como el ruido agudo o las sibilancias al respirar, ya que se producen cuando el aire pasa por los bronquios que se han estrechado al estar inflamados y producirse moco.

Las mucosas son otro de las señales de si el gato tiene asma. En este caso, hay que fijarse en su color porque se vuelven violáceas por la falta de oxigenación.

Y, finalmente, se notará que el gato hace menos ejercicio y está más tranquilo porque la falta de oxígeno evita que pueda moverse como lo hace habitualmente. También se percibirá que está como falto de energía y más cansado.

Artículos relacionados:

Consejos para evitar los ataques de asma en gatos

El asma en los gatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *