La historia del gato de Bengala


A pesar de su ascendencia salvaje, el gato de Bengala es una raza cariñosa, sociable. Esta raza es muy activa y juguetona. Por su tamaño, es considerada una raza demasiado grande para los niños. Los Bengala son capaces de llevarse de maravilla con las personas, los perros y otros gatos. A menudo, elijen a una persona de la familia que es a la que más atenciones le piden.

Se les puede enseñar caminar con una correa y son capaces de bañarse con sus dueños ya que les encanta el agua. Son excelentes cazadores. La creación de la raza de Bengala comenzó en 1963, cuando Jean Sugden, un genetista estadounidense de Yuma, Arizona, cruzó una hembra de leopardo asiático con un gato salvaje. Aunque los apareamientos entre gatos domésticos y salvajes suelen producir solo descendientes estériles, las hembras de este cruce fueron fértiles.
SEGUIR LEYENDO “La historia del gato de Bengala”