¿Qué pasa con las moscas en invierno?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

mosca invierno
El verano tiene muchísimas cosas buenas (podemos ponernos ropa más fresquita, disfrutar más del tiempo libre, irnos de vacaciones, ir a la playa…), pero también trae consigo cosas negativas. Una de las peores, a parte del insufrible calor, es la presencia de las moscas, que pueden llegar a resultar tremendamente molestas.

Como por arte de magia, las moscas comienzan a desaparecer cuando llega la época más fría del año pero, ¿te has preguntado alguna vez que es de ellas durante todo este tiempo? ¡Te lo explicamos a continuación!

Escondidas en grietas y fisuras

Si creías que todas las moscas (nos referimos a las moscas domésticas comunes) morían cuando llegaban las bajas temperaturas, estabas muy equivocado. En realidad, este pequeño invertebrado artrópodo lo pasa mal con el invierno, aunque no siempre muere. Algunos especímenes logran sobrevivir al frío escondiéndose en fisuras o grietas que les permiten aguantar a las bajas temperaturas.

mosca invierno1

Adormecidas

Mientras están escondidas, las moscas llevan a cabo un proceso parecido a la hibernación, es decir, no se alimentan y están adormecidas. Eso sí, cuando el invierno trae consigo un día con temperaturas elevadas, las moscas pueden salir de su escondite para buscar alimento, regresando cuando el frío vuelve. Una vez pasado el invierno, cuando las primeras muestras de la primavera hacen acto de presencia, las moscas vuelven a su actividad y comienzan de nuevo a poner sus huevos.

En materia orgánica en descomposición

Hay que tener en cuenta que muchas moscas también mueren en el periodo que va de un verano a otro por culpa de un hongo que se introduce en su cuerpo. Además, es importante saber que las larvas logran sobrevivir al invierno gracias a que viven en materia orgánica en descomposición, que está a una temperatura superior que el ambiente debido a los procesos químicos.

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *