Prevenir la leishmaniosis en gatos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+2


El otro día ya te hablamos de la leishmaniosis en gatos, una enfermedad que aunque se produce principalmente en perros, también puede atacar a los gatos. En realidad, son los gatos inmunodeprimidos o con las defensas bajas los que tienen más riesgo de contraer la enfermedad. Como te contamos, un felino que ha desarrollado la enfermedad requiere de un tratamiento veterinario específico contra el parasítico y para los signos clínicos pero, ¿es posible prevenir la leishmaniosis?

La leishmaniosis es una enfermedad provocada por un parásito (Leishmania), que invade diferentes órganos del animal y provoca lesiones de diversa consideración, pudiendo incluso causar la muerte de la mascota. Por tanto, la primera medida para prevenir la leishmaniosis es evitar la picadura del insecto flebótomo, muy similar al mosquito, que es quien lo contagia. Hay que tener en cuenta que los flebótomos son mucho más pequeños que los mosquitos usuales, por lo que es difícil percibirlos, además no hacen ruido al volar. Te contamos cómo prevenir la leishmaniosis en gatos a continuación.

Productos repelentes

Los métodos preventivos contra la picadura de este insecto son claves para evitar la leishmaniosis, especialmente en el caso de gatos que viven en zonas de alto riesgo, como la cuenca mediterránea.


En la prevención de la leishmaniosis los productos repelentes son los que presentan una mayor eficacia y fiabilidad. La pipeta, los collares y los aerosoles son algunos de los métodos comercializados más eficaces para proteger a los gatos de este insecto. Eso sí, la elección del producto debe estar siempre supervisada por el veterinario con el objetivo de garantizar tanto la eficacia del antiparasitario como la salud del animal.

La vacuna

Además, recientemente se ha desarrollado la vacuna contra esta enfermedad, aunque la versión felina de este método preventivo aún no existe y, por tanto, de momento solo se puede aplicar en perros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *