Los peces más sensibles


Todo el que tenga un acuario en casa sabrá que los peces tienen una esperanza de vida corta. Pero además existen algunas especies que son más sensibles y o bien no logran adaptarse a una pecera nueva y mueren a los dos días o bien son engullidas por otro habitante del acuario antes de ni siquiera intentar adaptarse.

A continuación enumeramos algunos de los peces que debemos evitar comprar si pretendemos que convivan con peces grandes como escalares o discos o con especies agresivas y carnívoras como el pez luchador o el pez globo:

Pez cristal: Llamativo como el que más por la originalidad de su cuerpo de un tono azul transparente que nos permite visualizar su espina dorsal. Es un manjar para los peces grandes así que puede desaparecer el mismo día de su incorporación al acuario.

Guppy: Los sugerentes colores de su amplia cola incitan al dueño del acuario a comprarlos de cinco en cinco como mínimo, pero sólo debemos tener guppies en caso de que no tengan que compartir hábitat con otras especies o que éstas sean de tamaño similar.

Neón: Un tipo de pez de reducido tamaño que aporta colorido a la pecera debido al azul y el rojo fluorescente de su cuerpo. Si deseamos tenerlos, debemos comprar un pack de diez – en muchas tiendas ofrecen esta posibilidad – ya que lo más habitual es que muchos de ellos mueran en los primeros días.

Borracho: Denominado así por su rojiza boca, que contrasta con la claridad del resto de su cuerpo, también es un pez sensible que suele desaparecer con facilidad, excepto cuando convive con otros de su mismo tamaño, ya que también es pequeño y con dificultades para adaptarse.

Peces,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *