Los dueños de la casa


Que el perro es el mejor amigo del hombre es algo que está más que comprobado. Son, con diferencia, los animales más fieles, más leales y los mayores defensores de sus dueños. Pero estos últimos deben saber educarlos para que no sean los perros los que acaben mandando en la casa.

En muchas ocasiones los amos miman tanto a sus mascotas tanto o más que a sus hijos y eso, a la larga, siempre pasa factura. Con esto no queremos decir que haya que maltratar a los perros, ni mucho menos, y de hecho está claro que, en la mayoría de los hogares, será uno más de la familia. Pero, a pesar de todo, siempre debemos tener claro que un perro es – y siempre será – un animal, y si no lo educamos bien, seremos nosotros los principales perjudicados.

Muchas personas se dejan llevar por su amor hacia los animales y permiten a sus perros entrar en todas las habitaciones incluso cuando no hay nadie o no los regañan por hacer sus necesidades dentro la casa, sobre todo si es un cachorro, porque sienten lástima por él. Pero es un error. A los perros, como a los humanos, debemos educarlos desde pequeños, porque es la única manera de que comprendan quienes son los dueños de la casa y de que nos obedezcan a lo largo de toda su vida.

Y es que, de lo contrario, cuando el perro crezca se creerá que es el amo de todo lo que le rodea y morderá los muebles, la ropa o incluso los juguetes de los niños sin sentir siquiera que está haciendo malo. Y entonces será demasiado tarde para remediarlo.

Comportamiento, Perros,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *