Limpiar el pis de gato


Los gatos tienen un agudo sentido del olfato. Si un gato se orina fuera de su caja, terminará volviendo a ese mismo sitio a hacer sus necesidades ya que el olor a amoníaco es verdaderamente atrayente. Por desgracia, las visitas repetidas a un lugar de la casa pueden ser algo verdaderamente apestoso. Tu objetivos, no debe ser solo limpiar el área, sino, también debes neutralizar el olor para disuadir repetidas visitas.

Aunque puedas pensar que has limpiado la zona perfectamente eliminando la mancha, el olor puede persistir. Debes centrarte en neutralizar el desagradable olor. Un limpiador enzimático “digiere” la proteína que causa el mal olor y la descompone. De esta forma te puedes deshacerse del olor que desencadena que el gato vuelva a esa zona para “marcar” el terreno de nuevo.

Antes de utilizar un limpiador enzimático, es importante seguir las instrucciones de estos productos con el fin de garantizar que sean adecuados para la superficie afectada (alfombras, madera, tela, etc.). Uno de los sitios más habituales que pueden ser orinados son las alfombras. Toma nota de los siguientes consejos:

– Si la orina del gato está todavía húmeda, limpia el área lo más pronto posible. – Utiliza un limpiador enzimático siguiendo las instrucciones del fabricante.
– Retira la alfombra de la zona y deja que se seque de manera natural los días que hagan falta.
– Una vez que la alfombra esté seca al tacto, revisa bien el olor antes de volverla a colocar. Si el olor de la orina del gato todavía se nota, repite las instrucciones anteriores hasta que compruebes que ya no huele a nada.

Gatos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *