La caída del pelo de perros y gatos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El pelo de los perros crece por etapas. Cada folículo piloso tiene un período de rápido crecimiento (fase anágena), seguido por un período de crecimiento más lento y, a continuación la fase de reposo (fase catágena). En la fase de reposo, el pelo sigue madurando en los folículos y en algún momento se separa de la base.

Cuando tu perro comienza a perder pelo, está en la fase telógena, y el pelo nuevo empuja hacia afuera el pelo viejo. El pelo del gato, también crece por etapas y con las mismas fases que en los perros. Normalmente, el pelo de los gatos crecerá un tercio de pulgada cada mes. Los perros y los gatos “cambian” su abrigo durante todo el año, aunque suele notarse más cuando adelgazan o durante los cambios estacionales de otoño y primavera.

Suelen perder más pelo durante el día. Los períodos más largos de luz (primavera) activan el proceso de desprendimiento y por lo general suele durar de cuatro a seis semanas. Durante el otoño cuando los días se hacen más cortos también suelen sufrir esta pérdida de pelo. Los gatos tienden a reaccionar más con la diferencia de la luz.

Los gatos de interior se exponen a la luz ambiental y una atmósfera más templada, por lo que tienden a tener menos pérdida de pelo. Como los gatos de la calle están más expuestos a la luz natural, su pérdida es mayor.La aparición de pelo por la casa siempre más evidente en perros y gatos de pelo largo, ya que suelen aparecerles mechones de pelo como arrancados por diferentes partes del cuerpo.

Cuidados,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *