Gatos en casa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Muchos amantes de los gatos prefieren tener a sus mascotas dentro de casa, pero existen otros muchos que prefieren que sus amigos disfruten de su libertad y pasen mucho tiempo en la calle. Cuando los seres humanos domesticaron a los gatos, asumieron la responsabilidad de mantener su buen estado de salud y su bienestar. Parte de esa responsabilidad es mantener a los gatos a salvo.

Un gato “de interior” está, relativamente, más seguro de muchas enfermedades que los que son “de exterior”. Los que están en la calle entrarán en contacto con otros animales que les pueden transmitir parásitos u otro tipo de enfermedades como la leucemia felina o la peritonitis infecciosa felina. Estas y otras enfermedades pueden causar incluso la muerte de tu mascota.

Rara vez se menciona, pero también debes saber que existe la posibilidad de que el animal desarrolle cáncer de piel debido a una exposición excesiva al sol. Los gatos de color claro pueden desarrollar más fácilmente carcinomas en las células escamosas, que le producirán bastante dolor. Otros problemas de los que los gatos de interior se pueden librar son:

No son atropellados por coches.
– Están a salvo de otros depredadores y de ser atacados por perros. Recuerda que aunque los perros no sean criados para cazar ni para atacar, su instinto les hace ir a por ellos.
– No dan problemas a los vecinos. Incluso los “bien educados” pueden portarse mal de vez en cuando y jugar con las plantas de tus queridos vecinos.

Gatos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *