¿Es malo el humo del tabaco para los perros?

tabaco-perros
Las personas que son fumadoras se olvidan en ocasiones de que tienen mascotas en el hogar que también respiran el humo. Muchas veces surge la duda de si el humo del tabaco es realmente malo para los perros o si a ellos no les afecta como a las personas que lo inhalan y se convierten en fumadoras pasivas. Pero la respuesta a esta incertidumbre es clara: sí les afecta y les puede hacer enfermar. Por ello, es importante no fumar en casa y no solo cuando el perrito está delante.

Fumar sí o no

El humo del tabaco también afecta a la salud del perro, que pasa a convertirse en un fumador pasivo cuando su dueño o las personas con las que vive son fumadoras. La verdad es que el perrito es una de las mascotas a las que menos les afecta en comparación con otros animales como los gatos, que son más sensibles, pero eso no quiere decir que respirar el humo sea perjudicial para ellos.

Y es que sí lo es y puede causarles importantes daños en su salud, que no solo se producen por respirar el humo del cigarro o puro o por estar en una atmósfera en la que todavía huele a tabaco.

Esto es especialmente importante porque el humo del cigarro impregna la casa y perdura en el ambiente, incluyendo todos aquellos artículos que son del perro. Y es que hay componentes químicos del tabaco que se quedan, por ejemplo, en alfombras que se puedan tener en casa, en su manta o cama, en el sofá o en cualquier otro objetivo porque con las manos de la persona que ha fumado también se extiende.

tabaco-perros

Problemas de salud

Los problemas de salud derivados de que el perro esté expuesto al humo del tabaco son varios. Entre las más graves está el cáncer de pulmón o nasal, entre otras afecciones respiratorias como la bronquitis o asma. Inhalar este humo está relacionado a su vez con problemas cardiovasculares.

Además, el perro puede tener picor y conjuntivitis porque se irritan los ojos por el humo. Incluso es posible que tosa por la dificultad para respirar y porque las partículas del tabaco se quedan almacenadas en su garganta. Otras afecciones son náuseas o vómitos y pérdida de las ganas de comer.

Artículos relacionados:

El peligro del humo del tabaco para perros y gatos

Enfermedades, Perros, ,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *