El Braco Alemán


A este perro, podríamos incluirle en el grupo de los perros deportistas. Los orígenes del Braco Alemán no son muy claros, pero se cree que la raza descendiente de un perro alemán que tenía raíces españolas. El Braco, comenzó a “desarrollarse” en Alemania mediante la realización de cruces incluyendo el principal de todos; el cruce con el Pointer Inglés. Con el tiempo, la raza se convirtió en ágil, inteligente y muy diligente. Como sucede con todos los punteros, su nombre proviene de la acción de señalar a la presa.

Su tamaño, suele situarse entre las 55-70 libras y sus colores principales son el rojizo oscuro y el blanco. Los criadores responsables se esfuerzan por mantener los más altos estándares de la raza según lo establecido por clubes del mundo. Los perros criados bajo estas normas, son menos propensos a desarrollar enfermedades hereditarias. Sin embargo, algunos problemas de salud hereditarios pueden darse en la raza. Las siguientes son algunas condiciones médicas que pueden desarrollar:

– La displasia de cadera
– Displasia del codo
Epilepsia

El Braco Alemán, es un perro ágil, de tamaño mediano con un aspecto distinguido y un gran afán por agradar. Es un duro trabajador, noble e inteligente cazador, amable y muy activo. Su pelo es corto por lo que requiere pocos cuidados. Una de las rutinas que deberás mantener al día, será la de prestar mucha atención a sus oídos para evitar la acumulación de residuos. Como te comentábamos, es muy activo y lo mejor es que siempre tengas un trabajo para él, como por ejemplo: cazar, hacer seguimientos o de perro guardián.

Perros,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *