Disfunciones cognitivas en gatos mayores

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Con el paso del tiempo, los gatos comienzan a tener cambios relacionados con la edad en sus diferentes sistemas, como el visual, auditiva, renal y muscular. Los cambios degenerativos también se producen en el cerebro, lo cual puede producir una pérdida considerable de la actividad cognitiva. Hasta el 40% de los gatos mayores de 17 años pueden mostrar un grave deterioro en su capacidad cognitiva.

Es curioso pero, son muy pocas las investigaciones que se ha realizado sobre el deterioro de las capacidades cognitivas en los gatos mayores, pero los pocos estudios que se han realizado, ponen de manifiesto que los gatos desarrollan cambios de comportamiento a medida que envejecen. Algunos síntomas comunes que se han documentado son la vocalización excesiva, los cambios en el ciclo sueño-vigilia, y
desorientación.

La investigación sobre los cambios físicos en el cerebro de los gatos afectados acaba de comenzar, pero los resultados preliminares indican que los gatos afectados muestran cambios similares a los de los perros y las personas con Alzheimer. Unas cantidades excesivas de un tipo específico de unas proteínas se depositan en el cerebro, lo cual deteriora su capacidad de funcionar tan eficazmente como antes. No hay tratamiento disponible para este problema.

Dado que actualmente no existe ninguna prueba para diagnosticar este problema, el diagnóstico se hace por exclusión de otras causas potenciales de demencia. Los gatos con trastornos médicos, como otras enfermedades neurológicas, renales y enfermedades hepáticas, leucemia felina, virus de la inmunodeficiencia felina, la ceguera, discapacidad auditiva y artritis, pueden ser los principales candidatos a sufrir este problema. El tratamiento para la disfunción cognitiva consiste en hacer que el medio ambiente del gato sea muy confortable y lo más predecible posible. Las áreas para dormir deben ser cómodas y de fácil acceso.

Gatos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *