Alimentos prohibidos para tu gato


Debemos ser cuidadosos con la alimentación que damos a nuestro gato. Puede que tu mascota sea un poco golosa, y maúlle lastimeramente cada vez que huele pechuga de pollo o pescado, pero no debes ceder. Muchos gatos tienen el estómago delicado y en su vejez pueden padecer trastornos graves si la alimentación que han recibido a lo largo de su vida no es la adecuada. Esta una lista resumida de aquello que debes evitar:

Comida para perros, los gatos tienen necesidades diferentes a los perros, toman más proteína y más vitamina A. Si tienes perro y gato y un día, excepcionalmente das comida para perro a tu gato porque no hay otra cosa, no pasa nada, pero no dejes nunca que se convierta en una costumbre.

Comida humana, alimentar a tu gato con sobras perjudica a tu gato, ya que no le proporciona los nutrientes que necesita. Además, se puede convertir en un hábito muy molesto para ti, así que intenta no acostumbrar a tu gato a probar de tu comida.

Chocolate, a los gatos también les gusta el chocolate, pero para ellos resulta mucho más pernicioso que para nosotros. Les produce deshidratación, diarrea e incluso vómitos. A largo plazo puede provocar hasta úlceras. El café y el también producen estos efectos, aunque seguro que tu gato no los huele con tanto interés como el chocolate.

Cebolla, produce anemia en los gatos. Su fuerte olor les resulta muy molesto, así que no tendrás que preocuparte por alejarlos de las cebollas, ellos solos lo harán.

Embutido curado, como el salchichón o incluso el jamón. A los gatos les gusta mucho su sabor pero es preferible darles embutido de pechuga de pavo o pollo.

Alimentación, Gatos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *